Propuestas y pautas a tener en cuenta

La evolución y el desarrollo del ser humano genera sociedades cambiantes, y los museos no pueden ser entes hieráticos, deben adaptarse al proceso evolutivo de la sociedad tan solo así serán capaces de ofrecer programas adecuados y cumplir con su misión y labor social. “El elemento social es el que define el actual modelo de museo que se esta gestando” (Gómez Vílchez, 2012, p81)

A continuación, hemos querido citar algunas propuestas y pautas que a tener en cuenta puedan favorecer el desarrollo y evolución de los museos madrileños. Evidentemente estas recomendaciones son y pueden ser aplicables a todos los museos que deseen mejorar su situación actual e innovar con los recursos tecnológicos:

– Para que las instituciones museísticas se adapten al proceso evolutivo de la sociedad y apliquen los beneficios que las nuevas tecnologías poseen, deben introducir gradualmente las TICS favoreciendo así la comunicación con sus visitantes.

Respecto a los métodos de enseñanza tampoco se han producido los cambios que la nueva sociedad demanda. Continuamos enseñando contenidos tradicionales con métodos tradicionales y medios tradicionales, cuando los alumnos a los que enseñamos ya no son los de antes, sino que aprenden en un contexto familiar y social invadido por el avance de estas tecnologías y por tanto formados en una cultura diferente. (Martínez y Prendes, 2008, p.9)

– Deben combinar las posibilidades de lectura e interacción de las nuevas tecnologías con las piezas del museo para que estén a disposición del visitante de manera simultanea y sin entrar en conflicto, así se origina una visión y experiencia integra más enriquecedora y con mayores posibilidades y percepciones.

Es importante que las instituciones museísticas tradicionales implementen espacios y áreas multimedia para crear condiciones que sustenten el aprendizaje del público y desarrollen habilidades con el nuevo soporte, así como la capacidad de tener nuevos tipos de vínculos en una plataforma diferente. (Hernández Ledesma, 2009, p.169)

– Favorecer la existencia de nuevas experiencias empleando recursos táctiles, manteniendo una interacción con objetos y favoreciendo el desarrollo de los sentidos; emplear las TICs como medio de difusión y comunicación, a modo informativo y educativo; y generar elementos interactivos que permitan seleccionar distintas informaciones y contenidos multimedia a elección del visitante hacen de los museos espacios idóneos para el aprendizaje y la interacción social.

– Es conveniente adaptar la misma información (información, imágenes, recursos, videos, programación, juegos…) a los distintos dispositivos tecnológicos, es decir, que las páginas Web, tablets, smarthphones,…ofrezcan el mismo contenido de manera que el usuario este donde esté y disponga del dispositivo que disponga pueda acceder a la información del museo in situ. No es necesario estar sentado delante del ordenador para poder visualizar sus contenidos, sino que ahora puedan hacerlo desde múltiples lugares, sin limitaciones espaciotemporales.

– Ser conscientes de las características, usos y repercusión tanto la Web 2.0 como de la Web 3.0. Esto facilitará el trabajo y colaboración de contenidos por parte de los usuarios. Debemos tener en cuenta que la Web 3.0 será una revolución en Internet, no sólo será el futuro en lo que a la gestión de contenido se refiere, también aportará una nueva forma de utilizar la Web, sacándola de los ordenadores y los móviles y llevándola a casi cualquier objeto cotidiano.

– Emplear las nuevas tecnologías como recursos cotidianos, es decir, usar los mismos lenguajes. El público debe interactuar en los museos tal y como lo hace en los ambientes cotidianos, emplear el mismo lenguaje gestual.

– Que la interactividad genere su nivel de lenguaje propio. No debemos esteriotipar los niveles de lectura. Las TIC deben estar al servicio de los visitantes, que cada visitante pueda acceder a su nivel de lectura, “nivel de lectura a la carta”.

– A la hora de aplicar recursos tecnológicos no usar la tecnología por usarla, sino ser creativos. Es decir, cuando decidamos hacer una inversión económica en recursos tecnológicos intentar, en la medida de lo posible, que la tecnología a aplicar sea lo más innovadora posible. Esta recomendación es debida a la pronta implantación de actualizaciones y la rápida caducidad de los productos tecnológicos. Por este motivo si queremos amortizar la inversión es conveniente adquirir los medios más inéditos y renovados, usar los últimos recursos tecnológicos del mercado.

Los Museos han cambiado radicalmente en lo que tiene que ver con su proyección exterior, en su sociabilidad, especialmente en su relación con el público, en su consolidación como un agente de referencia en su dimensión social y cultural. Y es en lo educativo una de las cuestiones en la que el cambio es más visible, sin ninguna duda gracias a una sociedad más consciente del valor de los museos como referencia educativa, pero también – y es algo muy significativo – en un cambio en la forma en los que los museos se están entendiendo a sí mismos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicación, Cultura, Educación, Museos, Nuevas Tecnologías, Recursos digitales, TIC y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s